ESPACIO "P"

INTRODUCCION
Bernabé Arranz, Oscar Benedí, Antonio Cano, Pedro Chaparro, Criss Correa Kilpinen, Javier Colis, Amelia de Dios Romero, José Antonio Domenech, Juan Domínguez, Lourdes Durán, Javier Estrada, Francisco Felipe, Rosa Galindo, Jorge Gallego, Pedro Garhel, Eva Lyberten y Wila, Enrique López, Raimundo Luengo, Karina Marotta, Karin Ohlenschläger, Fernando Suárez Cabeza, Carlos Tarancón, Hugo Westerdahl, son algunas de las personas que han tenido mayor relevancia a lo largo de los años de Espacio “P”.

Espacio “P” acercó al público madrileño el nuevo comportamiento creativo de las performances, las instalaciones, la fotografía, el cine, el vídeo y la música, actividades que, en aquel momento, no tenían cabida en las redes comerciales de las galerías ni en los museos y espacios culturales de las instituciones públicas.

Espacio "P", seguía los diferentes ejemplos de iniciativas similares como "The Factory", "TheKitchen" y el movimiento Underground en EEUU y la "FreieUniversität" en Düsseldorf (RFA), el “V2” de Holanda y en paralelo Metrónom en Barcelona. Tales iniciativas fueron activadas, en gran parte, por los propios artistas durante los años 60 y 70, y hoy en día son reconocidas como el "abono" de la vanguardia artística de los últimos treinta años.

España, por su peculiar situación histórica, ha estado cerrada durante mucho tiempo a este tipo de proyectos que marcaban, a nivel internacional, la nueva conciencia sociocultural de toda una joven generación.

En el caso del Espacio "P", se intentaban asumir estas experiencias, impulsando las iniciativas y el desarrollo de muchos artistas nacionales e internacionales, ofreciendo un fructífero campo de investigación e innovación. Gracias a un gran esfuerzo personal de organización y autofinanciación, se fue creando una sólida infraestructura de contactos e intercambios.

En la trayectoria del Espacio "P" podemos observar tres etapas: en la primera de ellas, del 81 al 85, se realiza un proceso interno de manifestaciones culturales con un desarrollo ininterrumpido de actividades artísticas y docentes en su sede, aparte de incursiones regulares en otros espacios de la geografía nacional y europea.

La segunda etapa, del 86 al 90, se destaca por las colaboraciones con diferentes instituciones públicas y privadas a nivel nacional e internacional y la organización de eventos significativos.

En la última etapa, que cubre desde el 90 al 97, se desarrollan actividades tanto dentro como fuera de la sede, y se dimensionan y abren estos nuevos planteamientos al ámbito universitario. Asimismo se inician los pasos para trasladar el espíritu de Espacio “P” a la isla de Tenerife, con la creación de la Fundación [P].

INTRODUCCION
1981-1985
1986-1990
1990-1998
1998-2001
Actividades y Artistas